Con Avid Pro Tools | S6 por fin siento de nuevo el calor de lo analógico

By in Mezcla Profesional

Mi trabajo como productor abarca varios campos, desde trabajar en el estudio con el artista a encargos de compañías multinacionales o independientes para producir al artista, pasando por programas musicales de televisión, musicalización en teatro, campañas de publicidad, clases magistrales o creación de sintonías para radio/televisión.

Mi especialización es la dirección musical y los arreglos, y como productor musical en BCA Music programo, llevo a cabo las sesiones de músicos, posproducción, edición, mezcla y masterización. En muchos proyectos, cuando así lo requiere la producción también realizo la labor de creación y composición.

Después de casi 15 años trabajando en Nueva York y Miami, acomodamos la empresa BCA Music en Port Ginesta, en un entorno privilegiado e idílico frente a los barcos y junto a la playa y el puerto de Sitges (Cataluña, España). Pensé que era el sitio donde quería estar.

A nivel profesional y a modo de resumen, provengo claramente de la cultura de EE.UU., pues he trabajado allí casi 15 años. Primero fue en los NY Studios de Nueva York, en la calle 37 si no me equivoco, donde coincidí con Neil Rodgers y otros grandes productores. Durante el boom de centralización en Miami del efecto Latin Music (música latina global desde España, Portugal y Latinoamerica), empecé a trabajar en Criteria Studios (que más tarde sería Hit Factory Criteria) y allí permanecí durante la década de los 90, hasta el año 2000.

En la década de los 90 la mayoría de los sistemas de trabajo profesionales eran todavía analógicos, con máquinas de 24 o 48 entradas y consolas como mi gran favorita por aquella época, la Solid 4000 (SSL 4000) y otras como la SSL 9000, la SSL G+ o incluso la SSL Oxford, aunque de esta última no era muy devoto, la verdad.

Todas estas máquinas formaban parte de un gran sistema que funcionaba eficazmente, pero desde entonces ha habido cambios importantes.

Cuando me llamaron para hacer la producción musical de todos los programas de OT (y más tarde del resto de talents shows de televisión como Operación triunfo ediciones 1,2,3; Vivo Cantando; Eurojunior; Tu cara me suena 2013; Número 1; Número 1 Exprés…), me encontré con el problema de que trabajar con el sistema de producción habitual resultaba bastante complicado. La producción en televisión te da muy poco tiempo y te piden muchos y constantes cambios, por lo que con el sistema de producción natural resultaba una tarea imposible.

Como feeling, la sensación de que puedes volver a cerrar los ojos y trabajar con la sensación que uno tiene interna, es totalmente otra vez como era al principio.

Decidimos buscar un sistema que nos permitiera trabajar con un recall rápido y empezamos a trabajar con lo primero que había, que era la Sony DMX R100. Comenzamos programando en Logic pero pronto pasamos a Pro Tools, porque el trabajo en Pro Tools era más cercano a lo que sentíamos en analógico. A partir de aquí sí que sentí que había una gran diferencia en el trabajo. Sentí que el digital me había apartado del calor que sentía siempre al trabajar en analógico.

Sin embargo, ahora que he vuelto con la Consola Avid S6, he notado que vuelvo a sentir lo que me pasaba con lo analógico, pero es que a la vez tiene toda la facilidad y la rapidez del más alto top digital. Puedes trabajar con ella constantemente, editar recalls, cambiar automatizaciones, ecualizaciones, compresiones, todo en la propia consola.

Cuando trabajábamos en analógico te ponías delante de la consola y decidías qué ibas a hacer con todo lo que estaba pasando. En los primeros tiempos digitales me vi un poco fuera de la consola. He trabajado mucho con el ratón y con el teclado todo el tiempo, y algún movimiento de volumen en la consola, pero apenas nada porque al final incluso prescindías del volumen porque acababas haciéndolo con el ratón. En esos primeros momentos digitales la consola se quedaba muy abandonada y por lo tanto me faltaba algo. Me faltaba estar ahí, sentir, oír, cambiar, pedir…

La aparición de una herramienta como Avid S6 ha cambiado radicalmente esta percepción. Con la S6 por fin hemos podido volver a rescatar ese sentimiento y con ello volver a sentarnos y poder cerrar los ojos, estar escuchando y haciendo cosas, y que a la vez quedan escritas. ¡Y esto antes no pasaba con el analógico!

La Avid S6 te permite sentir de nuevo cómo el control de la mezcla vuelve a estar en tus manos. Por control me refiero a irte a la mezcla digital desde el trabajo en Pro Tools.

Feeling de cerrar los ojos y soñar

Ese sentimiento de que puedes volver a cerrar los ojos y trabajar con esas sensaciones que tienes en tu interior, ha vuelto. Todo es de nuevo como era al principio. Pero ahora además con muchas ventajas, pues antiguamente era ineludible volver a empezar desde cero ante cualquier fallo, mientras que ahora ante cualquier minifallo puedes posible parar y retocar sin tener que reiniciar.

Yo hablo desde la zona. Una cosa es tocar y otra componer, estar produciendo, pero hay un momento que es muy importante, y es cuando te colocas delante del equipo y acabas de darle algo que a lo mejor le falta y que sólo tu sabes que le falta, para que tenga ese sonido tan especial.

Si lo tienes que hacer todo desde una cierta distancia, no es que ‘lo pierdas’, pero bajo mi punto de vista, volver a sentir que está el sonido aquí y tú estás trabajando, y que no te importa cómo es la máquina (es decir que tú y la máquina sois uno), para mí esto es vital.

Creo que los tiempos de trabajo mejoran con la Avid S6 en gran medida, aunque con matices. Si necesitas alguna cosa realmente muy rápida, sabes que puedes trabajar con la máquina a una velocidad impresionante. Aunque este tipo de circunstancias se deben a urgencias muy puntuales, la máquina te responde sin ningún tipo de problema.

El gran beneficio de la S6 es la gran cantidad de características y soluciones que trae consigo, y es que si te metes no se acaban nunca las páginas ni las maneras que tienes para trabajar. Creo que, por primera vez, lo más divertido de la consola es que todo lo ves y todo lo tocas. Es rápida, pero no tienes porque hacerlo todo rápido, sino fluido, de forma fluida.

Este equipo yo se lo recomiendo a todo el mundo, incluso a mi competencia, pues yo no creo que haya competencia. Creo que cada uno tiene su manera de hacer las cosas. Algunos tienen una especialidad que puede ser que yo no tenga y yo puedo tener algo que otros no tengan. Yo creo que la máquina es la máquina y el que crea, un creador. Si se puede combinar y se puede sacar partido a la máquina, eso es personal de cada uno, pero la máquina por sí sola ofrece más ventajas que desventajas. Si uno lo hace mal, es que ya no da más de sí.

En todas las producciones me entrego en cuerpo y alma, tanto si trabajo para una multinacional como si lo hago para un artista que empieza. Me encanta mi trabajo y lo hago con pasión, ese es seguramente mi secreto mejor guardado. Traslado mi entusiamo al cliente y siempre trato de crear una atmósfera de trabajo excepcional.

Pro Tools | S6

Redefinimos las mezclas

Elige un sistema S6 preconfigurado o diseña el tuyo. Habla con nuestros expertos para encontrar la mejor configuración para tu workflow y tu negocio.

CONTACTA CON NOSOTROS
Mi especialización es la dirección musical y los arreglos, y como productor musical en BCA Music programo, llevo a cabo las sesiones de músicos, pospo, edición, mezcla y masterización. Actualmente he ampliado mi campo de producción a radio, televisión, publicidad y teatro, intercalándolo con diversos proyectos de producción independiente.